domingo, 6 de abril de 2008

Baloncesto en silla de ruedas

BALONCESTO PARA TODOS
Este juego ha sido adaptado para que todo el mundo lo pueda practicar
El baloncesto es un deporte espectacular, los cinco integrantes de cada equipo están en continuo movimiento atentos tanto a las jugadas ofensivas como a las defensivas. Los discapacitados físicos también pueden disfrutar de un deporte que engancha.Las adaptaciones que se han introducido en el baloncesto en silla de ruedas son las necesarias para poder combinar las reglas clásicas del baloncesto con los impedimentos físicos de los participantes.
OBJETIVO DEL JUEGO
Obviamente, y como todo el mundo sabe, en el baloncesto el objetivo es anotar más puntos que elrival. Los puntos se consiguen introduciendo el balón dentro del aro, el cesto (la canasta). Cada cesto vale dos puntos, los que son lanzados desde más allá de la línea de seis veinticinco valen tres puntos y aquellos que se consiguen después de un tiro libre, un punto.
LA SILLA DE RUEDAS
La silla de ruedas es el medio mediante el cual los jugadores con minusvalía física se desplazan cuando juegan a baloncesto. Estas sillas han de poseer unas medidas mínimas permitidas, las cuales no deben ser rebasadas. Por una parte, la altura del asiento no puede ser superior a los 53 centímetros. Por otro lado, las ruedas grandes, es decir las traseras, han tener un diámetro máximo de 66 centímetros de diámetro como máximo.El número de ruedas puede variar, entre las tres y las cuatro, dispuestas de la siguiente manera: dos grandes traseras y una ó dos pequeñas en la parte delantera.
EL PARTIDO


Los partidos, y de acuerdo con las nuevas normas FIBA, se estructuran en cuatro cuartos de diez minutos cada uno. Entre el primero y el segundo, tercero y cuarto hay dos minutos de descanso. Entre el segundo y tercero, el medio tiempo, los jugadores descansarán quince minutos.Cada equipo atacante tiene una limitación temporal para poder lanzar al cesto. La FIBA ha pretendido potenciar el juego de ataque y no la pasividad ofensiva, reduciendo de treinta a veinticuatro segundos la posesión de ataque para cada equipo.Por otro lado, también se ha reducido el tiempo del que dispone un equipo para cruzar la línea de medio campo cuando realiza la transición defensa ataque. Antes el base tenía hasta diez segundos para cruzar el campo; actualmente el tiempo se ha reducido a ocho segundos. De este modo los equipos han de encarar rápidamente el aro rival, lo que repercute en el juego, haciéndose más veloz y vibrante.
DIFERENCIAS CON EL BALONCESTO FIBA
Las principales diferencias con el baloncesto FIBA vienen dadas por el hecho de que los jugadores se desplazan sobre el parqué con una silla de ruedas. La normativa dice que solamente las ruedas pueden tocar la cancha cuando el jugador posea el balón. Si sucediera lo contrario los árbitros decretarían una violación y la posesión de la pelota pasaría automáticamente al equipo rival.Otra de las faltas que un árbitro puede señalar es una falta antideportiva si un jugador que pretende conseguir una pelota que no tiene dueño se levanta del asiento para llevar a cabo este lance del juego. Está acción está totalmente prohibida y será castigada con una técnica o falta antideportiva.

Al igual que en el baloncesto FIBA, cuando un jugador toca con su cuerpo alguna de las líneas que delimitan el campo y posee la pelota se decreta fuera y posesión para el conjunto contrario; el baloncesto para discapacitados físicos mantiene la misma regla pero en lugar del cuerpo es la silla. Si el jugador que tiene la pelota toca con alguna parte de la silla una línea lateral se considerará pelota perdida, como si la pelota estuviera fuera.Cuando un jugador FIBA hace un lanzamiento de tres puntos - más allá de la línea de seis veinticinco - o de tiro libre y pisa dichas líneas el cesto vale dos puntos, y no tres, o en el caso del tiro libre no es dada como buena. Por el contrario, si las dos ruedas delanteras tocan o sobrepasan la línea de triple o de personales, el cesto si será dada por válido. Las ruedas traseras son las que no pueden tocar las líneas, tanto en el lanzamiento triple como en el personal para que estos sean contados de tres puntos y un punto respectivamente.Una de las jugadas más habituales en el baloncesto también tiene su equivalente en el baloncesto en silla de ruedas. En el baloncesto FIBA un jugador no puede dar más de dos pasos una vez ha dejado de botar la pelota. La traslación de esta norma en el baloncesto para disminuidos físicos, un jugador con posesión de pelota no puede dar más de dos impulsos a la silla sin botar o pasar la pelota. Los impulsos pueden ser tanto hacia adelante como atrás, de no ser así el árbitro señalará pasos (caminar).Si dos jugadores agarran el balón de manera simultánea y pasan más de tres segundos, en las normas FIBA se decretaría pelota retenida (en este caso lucha) y salto entre dos. El salto entre dos en el baloncesto en silla de ruedas no existe y la normativa se ha fijado en el código del baloncesto universitario de Estados Unidos. Cada vez que el árbitro señale lucha, en lugar de haber un salto entre dos, cada equipo sacará de la lateral de manera alternativa. La pelota solamente será lanzada al aire al principio del partido o bien al inicio del tercer cuarto y períodos extras si los hubiera.

MEDIDAS DE LA CANCHA
Una cancha de baloncesto es un rectángulo, que tiene dieciseis metros el lado más corto y veintiocho en el largo. El campo está dividido en dos mitades iguales que separan los dos campos. Al fondo de cada costado se sitúan los aros que están a tres metros cinco de altura. Perpendicularmente al aro encontramos la línea de tiros libres que es al mismo tiempo paralela a la línea de fondo. La línea de personales se encuentra a cinco metros y ochenta centímetros de la línea de fondo. Hay que remarcar que las medidas del campo de baloncesto son las mismas en todos los sentidos, tanto para la normativa FIBA como para el baloncesto en silla de ruedas.Todas estas reglas son imprescindibles para adaptar el baloncesto en silla a las normas de la FIBA, pero, en líneas generales, el baloncesto en minusválidos se juega en las mismas condiciones que el baloncesto de "a pie", pero con la dificultad añadida de que los jugadores están sentados y, por tanto, a mayor distancia del cesto.Para mayor información visite la página española de la Fundación Once para la cooperación e integración social de personas con discapacidad.